UWCL | Con cinco goleadoras, el Atleti sella su paso a octavos

Un Atlético de Madrid imparable. No bastó con la remontada en el partido de ida donde tras ir perdiendo 0-2, las colchoneras se impusieron por 2-4 llegando en una cómoda posición al centro de entrenamiento Wanda.

Pero las suizas también sabían que tenían 90 minutos por delante y lo hicieron saber en los primeros minutos. El objetivo era claro: frustrar el juego del Atleti presionando, bloqueando las líneas de pase e impedir que pudieran desarrollar su juego colectivo.

El problema para las foráneas era la transición; una vez recuperado el balón no había forma de acercase demasiado a la portería de Peyraud-Magnin.

Pero el Atleti no dejaría mucho tiempo que le estorbaran su plan. Poco a poco fue encontrando más los espacios y fue encontrando profundidad traducida en claras situaciones de peligro, en las que interpusieron la portera Thalmann y el travesaño.

Y ya partió el primer anuncio a los 14′ con el gol de Leisy Santos. La colombiana, haciendo valer su haber sido escogida la jugadora latinoamericana más valiosa de la temporada, recibió de manera perfecta el córner de su compañera con un derechazo de bolea.

Cuesta arriba se le ponía ya a las suizas por el resultado global, pero aún quedaba mucho. Alguna que otra llegada tuvieron, en especial de contraataque aprovechando cuando el Atleti tenía completamente descubierta su área.

Aproximaciones que solo serían espejismos, sobre todo cuando aparecía la venezolana Deyna Castellanos para marcar el segundo tanto e irse al entretiempo con 2-0 arriba.

Ya para el segundo tiempo la fórmula fue parecida. El Servette entraba mentalizado a intentar neutralizar el juego del Atleti, aprovechando una situación del relajo de la colchoneras aunque creando, eso sí, más situaciones riesgosas.

Pero el Atleti no tenía piedad. No daba batalla por perdida y quería sellar su clasificación a lo grande con la mayor cantidad de goles posible. Y así fue.

A los 62′ llegaba el cabezazo de Tounkara luego de un córner, saltando en lo más alto para burlar toda la defensa suiza. La francesa lo celebró con las manos al cielo, recordando la partida de su madre en noviembre recién pasado.

Diez minutos después, aparecía otro gol de cabeza pero esta vez de la inglesa Toni Duggan luego de un centro de Tounkara.

Y no podía si no terminar de sellar la clasificación a lo grande: el quinto llegaba en los pies de la capitana colchonera, Amanda Sampedrio, que aprovechó un derechazo de su compañera Duggan desde fuera del área, donde la portera lo atajó a duras penas dejando peligrosamente el balón desprotegido frente al arco.

Con esto, el Servette culmina su primera participación en Champions League, mientras que el Atlético de Madrid avanza a octavos de final, instancia donde llegó en el campeonato anterior y que ahora buscará hacer historia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*