Vinícius Júnior le da un respiro al Real Madrid

El brasileño fue el gran héroe de los merengues ante el Sevilla, marcando el único tanto del encuentro y sin dejar de correr hasta el pitazo final.

El reloj no marcaba ni el primer minuto y ya el brasileño tuvo la primera opción del partido para el Real Madrid. Y es que era solo un aviso. El originario de La Fábrica terminaría siendo el gran protagonista que le regaló un momento de alivio a Zinedine Zidane.

Salvo por los primeros minutos en que los merengues tuvieron las ocasiones más claras, el resto del primer tiempo fue un ir y venir de dos equipos con estrategias similares.

La presión alta y la recuperación de balón eran las grandes apuestas ambos entrenadores; por el lado del Madrid se vio un despierto Nacho que tomaba cada balón para buscar el pase preciso para el contraataque, mientras que por el lado del Sevilla se veía un hambriento Ocampos pero viéndose frustrado en varias ocasiones por la defensa blanca.

Un primer tiempo parejo con algo más para el Madrid en cuanto a situaciones de peligro, en especial en el intento de Benzema a los 38′ en el cual vaya que agradecía la afición sevillana el regreso de Bono. O eso creían.

Para el segundo tiempo parecía que era el turno del conjunto de Lopetegui para tomar algo más de protagonismo. El ingreso forzado de Oliver Torres por un lesionado Munir, le aportó el dinamismo que necesitaba el Sevilla para empezar a encontrar espacios.

Torres buscaba constantemente los cambios de frente para buscar el juego de Navas, quien asistió la primera gran oportunidad del Sevilla a través de una chilena de De Jong, pero que la pelota no entró.

Parecía el despertar del equipo local, hasta que apareció el inagotable Vinicius a los 56′ – o más precisamente, Bono – quien con una barrida parecía que había tocado el balón que finalmente abrió la cuenta, pero lo cierto es que el portero marroquí fue el último en tocarla. Para bien o para mal, el Madrid marcaba y Vini Jr se adjudicaba la hazaña, por qué no, merecidamente.

Lopetegui reaccionó con tres cambios en simultáneo, siendo el de los más destacados el de Suso, quien fue más determinante en los ataques que empezaron a aparecer en el Sevilla.

Es que mientras que el Real Madrid aparentemente se relajaba y se mantenía cómodo ante la cuenta mínima, sin más que un solo cambio (el de Rodrygo por Asensio), el equipo local prácticamente se instalaba en zona blanca.

Y el Madrid sufrió. En los últimos diez minutos, hubo tres situaciones de peligro clarísimas, siendo la más contundente a los 86′ una tapada de Courtois tras una chilena de Ocampos.

El único que seguía intentándolo era el ya mencionado jugador autor del único gol del encuentro, que hasta que el juez Sánchez Martínez no pitó el final del encuentro, no paró de correr toda la cancha intentando ensanchar el marcador. Pero su equipo parecía cómodo.

Un Real Madrid que no brilla, pero que cumple. Que creó momentos, que tuvo sus situaciones, pero que por alguna que otra razón no finiquita y termina quedándose con lo mínimo.

Una pequeña inyección anímica para los blancos, que se les viene una semana intensa con un encuentro de Champions League el miércoles ante el Borussia Moenchengladbach y el derbi ante el Atleti el fin de semana.

Por parte de los de Lopetegui, un traspié luego que venían de tres victorias consecutivas, pero con grandes detalles para mirar ya que también se enfrentan por Champions el martes ante el Rennes.

Sevilla, 0: Bono (6); Navas (8), Koundé(5), D. Carlos (5) (80′ Idrissi (5)), A. Vidal (6); Jordán (5) (64′ Guldelj (6)), Fernando (5), Rakitic (5) (64′ En-Nesyri (6)); Munir (5) (46′ Torres (7)), L. de Jong (7) (64′ Suso (8)) y Ocampos (9).

Real Madrid, 1: Courtois (8); L. Vásquez (5), Varane (5), Nacho (7), Mendy (6); Modric (7), Casemiro (6),Kroos (6); Rodrygo (7), Benzema (6) y Vinicius (9)

Goles: 0-1 (min 56, Bono, autogol)

Foto: Twitter @SportsBooksBTC

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*