Los porteros alejan al Madrid

En un frustrado partido de los blancos, Pacheco en el Alavés y un error de Courtois distancian a los de Zidane de la Liga.

Un Real Madrid que no arrancaba como en el San Siro. Muy por el contrario, los de Zidane comenzaban con cautela dejándole bastante espacio al Alavés que no tardó en abrir la cuenta gracias a un error de Nacho.

A los 5’ Lucas Pérez conquistaba el arco de Courtois con un zurdazo que le permitía la comodidad suficiente para los de Pablo Machín.

Para el Alavés llegaba la tranquilidad. Un repliegue acomodado esperando el contraataque y por supuesto, esperar la reacción de un Madrid que debía dar vuelta el resultado.

Se le venía cuesta arriba si, cuando en la primera mitad el mejor de la cancha del Real Madrid, Hazard, debía abandonar el campo de juego por una lesión. La sexta ya de los blancos. Rodrygo tomaba la tarea de tener que nivelar el gran juego que hacía el belga.

Terminando el primer tiempo, los blancos algo lograban acercarse a la portería del Alavés, pero siempre había un defensa para interrumpir los pases o bien las acertadas tapadas de Pacheco.

Ya para el segundo tiempo se podría hablar de un cierto despertar del Madrid pero que Coutois lo frustró. En un garrafal error tras la presión de Lucas, dio un pase directo a Joselu quien aprovechó el momento de oro para marcar el 0-2.

Cómoda situación para “El Glorioso”. Mientras los del Alavés buscaban el contraataque con un rápido Lucas Pérez, los de Zidane lograban instalarse cerca del área de Pacheco.

Y ahí empezó el verdadero calvario blanco en Valdebenas. Prácticamente se habían alojado en el sector alavés con varios intentos que se vieron constantemente cortados.

Tuvo que llegar recién a los 86’ con un gol de Casemiro entre unos confusos intentos de despeje de la defensa del Alavés.

Fue un respiro de hacer el descuento pero que llegaba muy tarde. Algo intentaba Isco más tarde, que aportó más presión en su ingreso, pero la pelota sencillamente no ingresaba.

Parecía que lo visto en Champions League quedaba muy atrás y se volvía a ver a ese Madrid que no podía encontrar sus goles y que dependía de “los de siempre”.

El espejismo del Madrid visto el miércoles quedó solo en eso. Pero cuando de la Liga se trata, los fantasmas de Zidane vuelven a asomar.  

Difícil tarea se le viene en la próxima jornada ante el Sevilla en la Jornada 12.

Foto: Twitter @realmadrid

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*