Histórico: dos hinchas del Espanyol podrían ser acusados por delitos de odio

En un partido en enero, dos seguidores del club catalán se burlaban del jugador Iñaki Williams, haciendo mofas evidentemente racistas.

El juzgado de Cornellà de Llobregat en Barcelona investiga sobre una querella que sería histórica de la Fiscalía de Barcelona, contra dos aficionados del RCD Espanyol por insultos racistas al jugador del Athletic de Bilbao Iñaki Williams.

La denuncia fue presentada por la Liga Nacional de Fútbol, la cual relató los insultos racistas dichos hacia el jugador del Athletic, mientras era sustuitido, traducidos “en gritos de menosprecio hacia su persona, con la indudable intención de humillarle y lesionar su dignidad por motivos racistas”, según dijo el ministerio público.

La tipifación del delito sería de odio, la cual atenta derechamente contra los derechos fundamentales y las libertadores públicas constituidas en la Constitución española. Pero no sería lo único.

Contra la Constitución y otras leyes

Y es que a los sospechosos de iniciales J.C.M.A y K.B.G (uno de ellos menor de edad), no se les viene fácil, puesto que hay más de una ley que se puede acoger tanto la Liga como el ministerio público para querellarse.

Además del derecho fundamental, las acciones de los seguidores del club estarían tipificados en el artículo 510 de la Constitución Política, el cual además se refiere a su penalidad máxima, en especial al que corresponde a un acto que atente y lesione la dignidad mediante acciones de humillación, descrédito o menosprecio a las personas o grupos de personas.

Cabe mencionar además, que desde el año 2014, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado crearon el “Protocolo de Actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para los Delitos de Odio y Conductas que Vulneran las Normas Legales sobre Discriminación”, el cual se establece sanciones y medidas más estrictas para este tipo de hechos.

¿Qué pasa en el plano deportivo?

Actualmente, se encuntra en vigor la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. En dicha normativa, se recoge un amplio catálogo de conductas que se busca erradicar en los recintos deportivos, en las que se prohiben insultos – mediante la forma que sea – por razón de su origen racial o étnico.

Esto sería una querella histórica, ya que si bien ha habido insultos y tratos racistas en el fútbol español, es primera vez que se presenta una querella por estos hechos.

Fotografía: Cadena SER

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*