Barcelona se clasifica a la final de la Champions por segunda vez

El partido comenzó con la intensidad digna de un partido de vuelta de Champions League. Ambos equipos con ganas de marcar rápidamente y dejar atrás el empate 1-1 en París.

Cuando el encuentro recién veía el amanecer, se veía un poco más de propuesta por parte de PSG en cuanto a la construcción de juego, mientras que el Barcelona esperaba más a la recuperación presionando muy cerca de la portería de Christiane Endler.

Pero la decisiones rápidas son las que marcan la diferencia. A los 8′ Martens recibía una pase desde el ecuador del campo donde la neerlandesa anticipaba saltándose toda la defensa parisina y definiendo de manera impecable.

El Barça supo sacar ventaja de su presión, aunque cada equipo intentaba recuperar en campo rival, incomodando las salidas de cada una de las porteras, acciones similares en ambos equipos.

El PSG intentaba filtrarse en la férrea defensa azulgrana, pero le era muy difícil sobre todo en el último pase que terminaba más que todo en saques de fondo que tiros de esquina.

Mientras las dirigidas por Olivier Echouafni, intentaban revertir la situación, a los 31′ aparecía otro gol del Barcelona. Putellas daba un pase por banda derecha a Graham centrando a Martens, quien nuevamente aparecía sorpresivamente en la línea defensiva parisina.

La reacción del PSG llegaría rápido. En un tiro de esquina tres minutos después, aparecía Katoto para el descuento. Primero despejaba Torrejón, luego insistía Formiga de cabeza y el balón le quedaba finalmente a la futbolista francesa que, de tan cerca, poco podía haber hecho Paños.

Inyección anímica para el PSG que sabía que con ese resultado no le alcanzaría. Empezaba a incomodar algo más al Barcelona entrando al campo azulgrana, pero sin mucha precisión.

Ya para el segundo tiempo, si bien la primera aproximación era para las parisinas, el Barcelona empezó a presionar y tratar de llegar más, tendiendo el PSG a ser más reaccionario que propositivo.

El partido se iba poniendo más cuesta arriba para las visitantes, ya que las culés no se conformaban con el 2-1 arriba, sabiendo que con una contra, el PSG podía revertirles la situación.

Por lo mismo, se dieron una serie de cambios, siendo el más importante a nivel ofensivo el de Oshoala, que tuvo una clara oportunidad de abultar el marcador a los 89′, pero fue despejado por la portera chilena Christiane Endler.

Las intervenciones de Paños y Endler fueron clave para haber movido el marcador un poco más en el segundo tiempo, pero el Barcelona terminó siendo superior en cuanto ataque y defensa, lo que terminó sellando su clasificación a la final de la Champions.

La final se jugará el 16 de mayo en Gotermburgo, Suecia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*